sábado, 29 de noviembre de 2008

OBSERVACIONES SOBRE LA FLORACION Y LAS FASES DEL DESARROLLO DE LA FLOR DE LA GUANABANA (Annona muricata L.) Annonaceae.

Eduardo A. Esquivel.

La duración completa del desarrollo floral del guanabano, A. muricata L. desde la aparición del primordio floral hasta el inicio de la antesis dura de 80 a 100 días en condiciones climáticas normales.

La floración del guanabano empieza entre el tercer y cuarto año de crecimiento, cuando el árbol empieza a formar las yemas o primordios florales. En el guanabano, el orden de desarrollo de los órganos es centripetalo. En estados iniciales, el primordio floral (Yema floral), exhibe los lóbulos del cáliz bien diferenciados. Después de los sépalos, los siguientes en formarse son los pétalos, que crecen hacia arriba por un tiempo, y después se curvan hacia adentro, cubriendo el eje floral. Los lóbulos del cáliz que forman el primer envoltorio floral son sobrepasados por los pétalos que protegen permanentemente los órganos internos de la flor hasta la antesis. En el eje central del primordio floral aparecen los estambres y los carpelos, respectivamente en sucesión acropetala. Los estambres son los primeros en diferenciarse, apareciendo como prominencias redondeadas en la periferia del receptáculo. Los últimos órganos florales en desarrollarse son los carpelos o pistilos. Estos se forman en la porción central del receptáculo o Aotus, y empiezan a crecer hacia arriba y rápidamente se forman los ovarios, estilos y estigmas. Los estambres y ovarios son libres uno del otro cuando jóvenes, después los estambres se cohesionan entre si, y los ovarios se fusionan por los lados para formar el sincarpio. (Brown,1943. Bailey,1945. Juliano, 1955. Ochse et al, 1976.).

En el guanabano la floración se puede dar de dos formas: la producida en las ramas terminales, o la producida en las almohadillas florales en el tronco o ramas desarrolladas.

La producida en las ramas terminales consisten en yemas simples, raramente dos o tres; mientras que la producida en las almohadillas leñosas pueden tener hasta mas de 20, aunque el promedio es de dos a cinco. Las limitaciones de volumen y peso de los frutos, hacen prácticamente imposible que se desarrollen más de tres frutos normales por almohadilla.



Las yemas florales que nacen en las almohadillas leñosas, en su mayoría son portadas por un pedúnculo compuesto no ramificado, pero no es raro encontrar pedúnculos ramificados con varias flores.

Se ha observado la presencia de almohadillas florales leñosas en ramas de 2 años de edad, con poco mas de 2 cm. de diámetro. Estas producen un abultamiento notable y una aparente deformación de la rama.

El desarrollo de la flor del Guanabano, A. muricata L. se puede dividir en 8 fases, siguiendo la metodología descriptiva de Thakur & Singh (1965) para A. squamosa en la India.

Fase 1.- ( 0 – 5 días) Aparición de la yema. Se observa como un punto rojo-oxido. que corresponde a la bráctea geminal, formada por dos pequeñas bractéolas, en forma de cono, semitransparentes y cubiertas por un vello rojizo. Esta bráctea geminal se abre en dos para dejar salir la yema floral, que es de forma conico-alargada, tambien cubierta de pelos rojizos y mide de 1 a 2 mm. de largo.

Fase 2.- (5 - 10 días). La yema es cónica todavía, pero crece longitudinalmente; su color es rojizo y se aprecian la suturas de los sépalos. En pocos días el ápice se ensancha o se abulta, tomando una forma globosa y se puede observar claramente la diferenciación de los sépalos. Mide de 3 a 5 mm. de largo.

Fase 3.- (10 – 20 días). La parte basal de la yema toma una forma redondeada debido al incremento del tamaño del tálamo, androceo y gineceo. La yema se ahúsa en el ápice tomando una forma acorazonada, y se observa un pequeño pecíolo. Mide de 5 a 6 mm. de largo.

Fase 4.- ( 20 a 30 días). La yema toma una característica forma acorazonada. Se observa la separación de los sépalos de color verdoso cubiertos de pelos rojizos, y los pétalos exteriores que crecen y están cubiertos de pelos blancos. Mide de 1.2 a 1.5 cm. de largo.

Fase 5.- (30 – 50 días). La yema crece hasta 2.0 cm. de largo observándose una separación pronunciada de los sépalos que ya no crecen. El pecíolo, puede tener hasta 1 cm. de largo.

Fase 6.- (50 – 60 días). La yema crece hasta 3.0 cm. Los sépalos forman la pequeña corola en la base de la flor, y los pétalos crecen, observándose la cicatriz que los une. la mayoría de los pelos rojizos ha desaparecido y la flor tiene un color verdoso oscuro.

Fase 7.- (60 – 80 días). La yema alcanza su máximo tamaño. Los pétalos son completamente amarillos y están adheridos flojamente entre si y se separan si se les presiona en la punta. Mide de 3.5 a 4.5 cm. de largo.

Fase 8.- (80 – 100 días). La ántesis empieza, los pétalos son completamente amarillos y los exteriores se separan por la punta, elevándose de 45 a 60 grados en relación al eje floral, dejando expuestos a los pétalos interiores que no se abren.


Literatura Consultada.

BAILEY,H.H. (1949). Manual of Cultivated Plants. McMillan Co. Inc. N.Y.

BROWN,W.H. (1943). Useful plants of Philippines. Rep. Phil. dep. Agric. Nat. Res. Tech. Bull. 10. VL. Manila.

JULIANO,J. (1935). Morphological contributions on the genus Annona Linm. Phil. Agric. 24(7):528-541.


OCHSE,J.J. et al. (1976). Cultivo y Mejoramiento de Plantas Tropicales. Limusa. México. p. 623-625.

THAKUR, D.R. and Singh, R.N. (1965). Studies on floral biology of Annonas. Indian J. Hort. Sci. 22:238-253.