domingo, 17 de octubre de 2010

Mycoleptodiscus gliciridiae sp. nov.(Fungi: Ascomycota ) patógeno en Gliricidia sepium (Fabaceae) en Panamá.

Eduardo A. Esquivel R.

Generalidades.


El género Mycoleptodiscus ha sido reportado en varios países como patógeno de plantas. El Mycoleptodiscus terrestris fue observado por primera vez por Gerderman (1953) causando pudrición de la base del tallo y raíces en Trébol Rojo (Trifolium pratense) en Illinois, EEUU. También fue aislado en Alfalfa, en Trébol de Pata de Pájaro (Lotus corniculatus) y Soya (Glycine max) en este mismo estado. Otras Leguminosas, incluyendo la Lespedeza (Lespedeza estipulacea), Trébol Dulce (Melilotus alba), Guisantes (Pisun sativum), Trébol Alsike (Trifolium hybridum) y Trébol Violeta (Trifolium incarnatum) han demostrado ser susceptibles por inoculaciones artificiales. Según Grahan et al (1979) este hongo solo ha sido reportada en los EEUU como patógeno de Leguminosas. Smith et al (1998) lo reportan en leguminosas forrajeras y Soya en Wisconsin, registrando importantes pérdidas por esta enfermedad en Trébol. Posteriormente ha sido reportado en varias especies de plantas, entre ellas la Pimienta negra (Piper nigrum) en Republica Dominicana (Watanabe et al, (1997) Esquivel (2010) lo reporta como patógeno de Terminalia cattapa en Panamá.

En agosto del 2010, el autor observo abundantes lesiones neuróticas en crecimientos nuevos del Gliricidia sepium, Balo o matarraton, leguminosa muy utilizada para cercas vivas y forraje en Panamá. Las observaciones del hongo patógeno revelaron a una especie de Mycoleptodiscus diferente morfológicamente al M. terrestris. Este trabajo es un reporte preliminar de esta nueva especie, y de esta nueva enfermedad del G. sepium.

Síntomas:

En ramitas tiernas y pecíolos de G. sepium se observan lesiones neuróticas hundidas, circulares u ovaladas de color marrón oscuro a negro, desde punctiformes de hasta 5 mm. de diámetro, que se unen para formar áreas neuróticas alargadas. Los síntomas se pueden observar en el follaje hasta varios metros sobre el suelo.

Patógeno:

Abundantes esporodoquios superficiales, de color hialino a marrón claro, de hasta 300 micras de diámetro, compuestos de células agrupadas radialmente y conidioforos simples o ramificados. Los esporodoquios de diversos tamaños normalmente se agrupan en placas de numerosos individuos. Los conidios son hialinos, cilíndricos, alargados , con las extremidades redondeadas , 0 – 1 septos, rectos o ligeramente curvos,




Figura 1. Esporodoquios y conidios de M. gliricidiae

Mycoleptodiscus gliciridiae Esquivel (sp. nov.)

Sporodochia superficiales, flavi vel brunnea, sphaeralia vel fusiforma, scutiformes, qui e cellulo centrale radialiter orti stroma tenue efficium ad mensuran unius celluli crassum; conidiophora esvanescentia; conidia lineare ordine in muco capitata; conidiorum parictes hialinum, conidia 0-1 septata constricta ad appicem vel untrinque appendiculata.

Habitat in Gliiricidia sepium

Observaciones:

Normalmente, el es M. terrestris considerado un patógeno de leguminosas herbáceas, atacando las raíces y las partes bajas de la planta. En el caso del G. sepium el ataque se da lejos del suelo, en ramitas y pecíolos.

Las diferencias morfológicas del patógeno son bastante notables, en el M. terrestris los esporodoquios son normalmente aislados o en pequeños grupos, mientras que en esta especie son numerosos y gregarios, formando placas de gran tamaño en los tejidos afectados. Los conidos del M. terrestris son ligeramente curvos , bicelulares y con un largo apéndice en ambos extremos. En la nueva especie los conidios son en su mayoría rectos, ligeramente constrictor en el medio, con los extremos afilados y apéndices cortos.


Fotografias:




Fotografias 1 y 2. Lesiones en tallos de G. sepium.





Foto 3 y 4 Esporodoquios agregados de M. gliricidiae.




Fotos 5 y 6. Conidios de M. gliricidiae.



Referencias:

ESQUIVEL, E. A. (2010). Mycoleptodiscus terrestris (Gerd.) Ostaz. Causando Pudrición del Tallo de Plántulas de Terminalia catappa en Panamá. Agrociencia Panamensis 17/8/2010 (Blog)
http://agrociencia- panama.blogspot.com/2010/08/reporte-preliminar-de-mycoleptodiscus.html.

GERDEMANN,J.W. (1953) An undescribed fungus causing a root rot of Red Clover and other Leguminosae, Mycologia, 45:548-554.

GRAHAM, J.H.; Frosheiser,F.; Stuteville, D. and Edwin,D. (1979). Mycoleptodiscus Crown and Root Rot. In: A Compendium of Alfalfa Diseases. APS. P. 39 – 40.McVey DV, Gerdemann JW. 1960. The morphology of Leptodiscus terrestris, and the function of setae in spore dispersal. Mycologia 52:193–200

Ostazeski, S.A. (1967) An Undescribed Fungus Associated with a Root and Crown Rot of Birdsfoot Trefoil (Lotus corniculatus) . Mycologia, Vol. 59, No. 6 (Nov. - Dec., 1967), pp. 970-975.

SMITH, R.; GRAU, C, and GRAY,L. (1998) First Report of Mycoleptodiscus terrestris Infecting Forage Legumes and Soybeans in Wisconsin. Plant Disease. January 1998, Volume 82, Number 1. Page 126

VERNA, U and Charudattan,R. ( 1993) Host Range of Mycoleptodiscus terrestris, a Microbial Herbicide Candidate for Eurasian Watermilfoil, Myriophyllum spicatum . Biological Control Volume 3, Issue 4, December 1993, Pages 271-280














Watanabe T, Moya JD, Gonzalez JL, Matsuda A. 1997. Mycoleptodiscus terrestris from black pepper roots in the Dominican Republic. Mycoscience 38:91–94.